Tal y como pueden contarte en una empresa de revestimientos cerámicos en Sant Feliu de Llobregat, la elección de la cerámica como material predominante en un cuarto de baño no es por casualidad, tiene sus razones. Por eso, seguramente te hayas dado cuenta de que, al entrar en un cuarto de baño, lo normal es que tenga cerámica en el suelo y en las paredes.

Las propiedades que tienen los materiales que pueden venderte en un establecimiento de revestimientos cerámicos en Sant Feliu de Llobregat son idóneas y permiten utilizarlos en los cuartos de baño y cuartos húmedos de una vivienda. En este artículo vamos a explicarte las razones.

En primer lugar, destaca su alta resistencia al agua. La cerámica esmaltada tiene la gran propiedad de convertirse en estanca al agua, a la humedad y a las manchas. Si además añadimos la poca incidencia que tiene el vapor en este material, lo hace el idóneo de utilización en estos sitios debido a su fácil limpieza y al poco grado de desgaste que tiene.

A diferencia con otro tipo de materiales, las baldosas de cerámicas tienen poca degradación, lo que hace que tengan una gran durabilidad. Un suelo cerámico bien ejecutado con un buen sellado de las juntas puede durar más de 40 años intacto.

Tienen un bajo mantenimiento. Al ser sumamente fáciles de limpiar, son materiales que con un poco de cuidado permanecen inalterables con el paso del tiempo. Son asequibles y rentables. Si sumamos su bajo coste con respecto a los materiales y la durabilidad que tienen, no hay material más económico y rentable que los materiales cerámicos.

Para finalizar, hay que destacar su alta gama de diseños y colores, por lo que es muy fácil integrarlos en baños y cuartos húmedos. Por ello, en Molins Cerámicas recomendamos el uso de los materiales cerámicos en este tipo de estancias.