El uso de suelo antideslizante en Molins de Rei no sólo es recomendable en los pavimentos de la industria farmacéutica, alimentaria y en patios escolares y áreas públicas, sino que el Código Técnico de Edificación obliga a su instalación en determinadas circunstancias en aras de la seguridad.

En Molins Cerámicas recomendamos su uso en la industria farmacéutica, en las zonas de lavado de utensilios, porque al ser una superficie lisa puede absorber el impacto de los mismos. Por supuesto, en su instalación en centros docentes, lo ideal es escoger un pavimento antideslizante que no sea muy abrasivo para que, en caso de caídas de los niños, no sufran heridas en su piel. Y en cuanto a la industria alimentaria, se requiere un pavimento antideslizante con grado de resbalicidad 3 al estar continuamente húmedo y sucio por la caída de alimentos. Pero es que, en función de la localización, el Código Técnico de Edificación regula su instalación y el grado de resbalicidad que tienen que tener. Así, por ejemplo, en zonas interiores con menor pendiente de un 6% sólo se requiere un pavimento antideslizante de tipo 1, el mínimo exigido, pero si la pendiente es superior a esa cifra, ya requerirá de un tipo 2.

El uso de suelo antideslizante en Molins de Rei en duchas, baños, aseos, terrazas cubiertas requerirá como mínimo el tipo 2 de suelo antideslizante como superficies húmedas. Y con el fin de reducir el riesgo de resbalamientos, los suelos de edificios o zonas de uso sanitario, docente, comercial, administrativo, aparcamiento y pública concurrencia, han de tener el máximo nivel de antideslizamiento.

Llámanos si necesitas más información. Nuestros profesionales te atenderán encantados y te resolverán todas tus dudas y te asesorarán de acuerdo a las necesidades que tengas. Te esperamos.